CONSEJOS Y RECOMENDACIONES BÁSICAS PARA EL JUEGO

  • Lleva unos materiales básicos:
          Calzado cómodo. Habrá que moverse y andar por la calle.
          Brújula
          Prismáticos
          El plano que te proporcionaremos al recoger el pack de bienvenida
          Papel y lápiz
          Móviles o tablets cargados y con datos.
  • Recuerda que tendréis a vuestra disposición un centro de soporte y ayuda con varios números de teléfono y whatsapp por si os atascáis en alguna prueba o encontráis dificultades.
  • El juego es cooperativo. Sólo se evitará que se abran las puertas del infierno, si todo el mundo gana. Con lo que la cooperación entre equipos estará bien vista. Eso sí, no le estropees el juego a otros equipos dándole las soluciones, en todo caso, ayudaros a pensar unos equipos a otros.
  • El tiempo no es un problema. El juego está planteado para que dure alrededor de dos horas. Por lo que no hace falta que corráis, ni que atropelléis a nadie por la calle; tampoco cruzar las calles a lo loco, ni jugarse el físico. Es un juego para divertirse, no para competir.
  • Por supuesto, si hay que entrar en algún sitio, entrad correcta y respetuosamente; respeto tanto para el sitio, como para las personas que anden por allí. Qué duda cabe, que sin romper nada, ni siquiera por accidente. La precipitación no cabe en Los Misterios.
  • En todo momento, hay que seguir las indicaciones de las personas responsables del juego que os iréis encontrando. Algunas pruebas las pueden resolver varios equipos a la vez; en otras, es posible que haya que esperar hasta que el grupo anterior lo resuelva. Tened paciencia y educación unos grupos con otros. Y al revés. Si veis que una prueba se os atraviesa y hay otro grupo esperando, dejad paso mientras pensáis cómo resolverlo. ¡Estamos todos en el mismo equipo evitando que el infierno se abra en Valladolid!

CONSEJOS BÁSICOS PARA LA RESOLUCIÓN DE LOS ENIGMAS

No te apures. Una vez finalizada la introducción inicial al juego, llega el ansiado momento de comenzar a resolver el misterio. Entonces, merece la pena detenerse a analizar el entorno, establecer unas bases antes de analizar las pistas. Por ejemplo, podemos designar a una persona del equipo a guardar todas las pistas que los integrantes del equipo vayan descubriendo.

Conoce las fortalezas y debilidades de tu equipo. Recuerda que para ganar hay que entender que este no es un juego competitivo sino un juego colaborativo. Y, por eso, es importante conocer en qué facetas destaca cada uno de los integrantes del equipo. Dentro del equipo encontramos una suma de varias habilidades que, normalmente, no posee una sola persona.

Reparte responsabilidades. Es importante que tengas confianza en todos los integrantes de tu equipo, así no duplicarás el trabajo y aprovecharás un tiempo precioso.

Hablar, hablar y hablar. No subestimes la importancia de comunicarse bien entre los integrantes del equipo. Todos estarán constantemente observando lo que está a su alrededor y es importante que expandan la información de manera que ningún detalle se pierda.

Entrena tu habilidad mental unos días antes. Las pruebas son muy variadas y nos darán claves importantes para solucionar el gran misterio. Tendrás que resolver acertijos, objetos escondidos y descifrar juegos visuales, lo cierto (por favor no digas que te lo hemos dicho nosotros) es que en muchas ocasiones, las pruebas pueden tener mecanismos de resolución similares. Por ello, entrenarse en este tipo de retos siempre será bueno.

No te obsesiones. Si en algún instante te atascas con alguna pista, toma un respiro y aléjate momentáneamente de ella. Recuerda que las pruebas siempre tienen solución, por lo que si la frustración surge, hay que saber manejarla de lo contrario, perderás tiempo.